Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Cine Baguette | March 26, 2017

Scroll to top

Top

4 Comments

La asfixia de ‘La Tierra y la Sombra’ – César Augusto Acevedo (Crítica)

La asfixia de ‘La Tierra y la Sombra’ – César Augusto Acevedo (Crítica)
César Auguto Acevedo

César Augusto Acevedo

Rating: ★★★★★

Me sentía abrumado para escribir sobre La tierra y la sombra la nueva película de César Augusto Acevedo (también guionista en Los Hongos), director colombiano, de formación en comunicación y periodismo, que ganó la Cámara de Oro en la reciente edición del Festival de Cannes, por esta primera obra. Un reconocimiento que marca una primera vez para Colombia y que sigue haciendo eco sobre el buen momento que tienen algunas obras de cine local.

A semejante premio, se le unieron el Prix de la Révélation France 4 y el Prix SACD que también se entregan durante la ceremonia y la gran oportunidad de participar en la Semana de la Crítica de uno de los festivales más privilegiados del mundo.

Por eso la expectativa era mucha.

Aunque no es primera vez que Colombia tiene participación en este tipo de espacios, como fue el caso de Gente de Bien de Franco Lolli, los premios no suelen quedar en manos de los paisanos.

Y es un filme que no decepciona. O más bien si. Pero no por su calidad técnica, su historia o su contenido. Decepciona por el país que muestra, por una soledad y una tristeza que abunda en la pantalla de principio a fin. Una crisis social que es parte de la realidad de Colombia y que el director logra plasmar con detalles que asfixian.

Porque muestra a un Estado ausente, que no puede responder por la salud de sus habitantes. Un jefe ausente, por igual, de la industria de la caña que trata como le place a sus trabajadores, quienes no tienen derechos ni la posibilidad de reclamación, ni un contrato fijo y la desdicha de partir cuando al primero se le de la gana. Una explotación industrial que no tiene un seguimiento e intervenciones sociales de ningún tipo.

Todo esto, junto a la historia de una familia unida por el amor y la necesidad.

Alfonso (Haimer Leal), un campesino de la zona, regresa a su casa después de muchos años y descubre que nada es como una vez lo conoció. Su finquita es la única que se ve y su familia, la que queda y se mantiene, sufre las consecuencias de la explotación de la caña de azúcar en la zona.

Su hijo Gerardo (Edison Raigosa) está enfermo. Casi agonizando. Apenas puede respirar y debe mantenerse encerrado, porque el polvo y la ceniza que produce la quema de caña afectan sus pulmones. Su esposa Esperanza (Marleyda Soto) lo obliga a llamar a su padre, para que les ayude a encontrar soluciones a esta complicada situación. Porque ella se siente sola. Esta con su hijo Manuel (José Felipe Cárdenas) y viven en la casa de su suegra, doña Alicia (Hilda Ruiz), quien es la que retiene a Gerardo a no irse de la zona.

El regreso de Alfonso no es precisamente un alivio para Alicia con quien la relación se deterioró. Es entonces el momento para esta familia de tomar decisiones sobre su futuro, intentar encontrar un equilibrio y decidir si van a salir de la zona que es su hogar pero les hace tanto daño.

El proyecto de La Tierra y la Sombra tomó ocho años en desarrollarse. Para el director, habla sobre la identidad propia, sobre su vida en el Valle del Cauca, la mayor zona de explotación de caña de azúcar en Colombia.

Tal vez por eso se siente tan personal. El filme se desarrolla a través de los sentimientos de los protagonistas, que apenas hablan. Sus actitudes y sus actos casi milimétricos, juegan en la pantalla como si presenciáramos una obra de teatro de planos (en)cerrados, estáticos y lentos en su desarrollo. Una cámara lenta que nos muestra el día a día de este sufrimiento ajeno.

La deterioración del escenario donde están presentes resumen la relación de esta familia dividida por el mal estado del campo. Y se ve desde la primera escena de la película:

En un plano abierto, viene bajando un hombre sombrero, por una carretera destapada. Se va haciendo más visible en cuanto se acerca. Justo detrás de él, un camión viene en el mismo sentido. Cuando llega a la altura del hombre, él se desplaza a un lado de la carretera a cubrirse del polvo que levanta el furgón.

En este matriarcado, se vive pobreza, dolor y enfermedad. Con una quietud y soledad que representa a los personajes, todos hacen un gran trabajo, convenciendo a los espectadores que la vida de La Tierra y la Sombra es difícil. Dice el director, que el mismo personaje de Alfonso, era el señor que les llevaba café. De ahí la naturalidad que emana el reparto. Y debo mencionar, en especial, al niño que hace un gran trabajo y tiene grandes momentos crudos, de naturalidad y gran performance.

Además, el elemento clave, que no se olvida y que recibe los grandes aplausos, es la fotografía del filme, con Mateo Guzmán a la cabeza. De calidad, colores apropiados, bien lograda en el detalle. Una que te hace sentir en un ambiente tenso, de muchas emociones que hablan por si solas, sin necesidad de diálogo que lo sostenga.

Una gran película colombiana, un recomendado inolvidable y una muestra de las cosas de calidad que se están produciendo en el país y que tienen eco a nivel mundial.

Ficha técnica de La Tierra y la Sombra (Filmaffinity)

Título original: La tierra y la sombra
Año: 2015
Duración: 97 min.
País: Colombia
Director: César Augusto Acevedo
Guión: César Augusto Acevedo
Fotografía: Mateo Guzmán
Reparto: José Felipe Cárdenas, Haimer Leal, Edison Raigosa, Hilda Ruiz, Marleyda Soto
Producción: Colombia-Francia-Holanda-Chile-Brasil; Burning Blue / Ciné-Sud Promotion / Preta Portê Filmes / Topkapi Films

Trailer de La Tierra y la Sombra

Comments

  1. Deseando ver la película después de leer tu entrada.

    • Cuando tengas la oportunidad no dudes en hacerlo, hace mucho rato no me habia conmovido tanto con una peli. Saludos 😀

  2. Javier Alvarez

    La película La Tierra y la Sombra me dejó una sensación agridulce. Dulce porque fue premiada . Agrio porque es evidente que el Director quiso llamar la atención   a través de  un sentimiento de lástima que se despierta cuando las personas que no conocen Colombia creen que esta refleja la realidad. Es evidente que utilizar este recurso logro un premio , pero como película le falta mucho. La película es absolutamente lenta al punto que desespera. Los diálogos no sólo son pobres y vacíos. Hasta los silencios son abrumadores.los actores aunque naturales no poseen caracter La película La Tierra y la Sombra me dejó una sensación agridulce. Dulce porque fue premiada . Agrio porque es evidente que el Director quiso llamar la atención   a través de  un sentimiento de lástima que se despierta cuando las personas que no conocen Colombia creen que esta refleja la realidad. Es evidente que utilizar este recurso logro un premio , pero como película le falta mucho. La película es absolutamente lenta al punto que desespera. Los diálogos no sólo son pobres y vacíos. Hasta los silencios son abrumadores.los actores aunque naturales son planos, sin fuerza, se notaba que en ocasiones no sabían que hacer en la escena y sólo hacían su mayor esfuerzo por aguantar a que el Director dijera “corten”. El niño fue el único  personaje que logró trasmitir dolor cuando murió el papa.
    Los Colombianos somos una cultura trabajadora ,luchadora y recursiva independientemente de su condición social u oficio y en la película nos muestra pasivos, sin aspiraciones, conformistas y fracasados La verdad estoy decepcionado de ver como es necesario apelar a despertar lástima para lograr ganar un premio que en realidad no merece esta película porque, ni la historia, ni los actores, ni el ritmo de las misma son los idóneos para ser merecedora de un reconocimiento.no son fuerza, planos y se notaba que en ocasiones no sabían que hacer en la escena. . El niño fue el único  personaje que logró trasmitir dolor. Los Colombianos somos una cultura trabajadora ,luchadora y recursiva independientemente de su condición social u oficio y en la película nos muestra pasivo, sin aspiraciones, conformistas y fracasados La verdad estoy decepcionado de ver como es necesario apelar a despertar lástima para lograr ganar un premio que en realidad no merece esta película porque, ni la historia, ni los actores, ni el ritmo de las misma son los idóneos para ser merecedora de un reconocimiento. La película parece ser creada por un estudiante para una tarea.en general la película la califico de 1 a 10 con 2 por el trabajo que se tomaron en filmar la quema de la caña . Y ni hablar del final que no cuenta con credibilidad y es tan vacío como la película.

    • darojas36@gmail.com

      Hola Javier!! Gracias por responder a la critica.
      Tengo que decir tienes razon en lo que se podria llamar un sentimiento de lastima, pero creo que también es una realidad que el director quiso mostrar y no es del todo alejada de lo que sucede para muchas personas. Hay un drama que va mas alla, por razones de la pelicula misma, pero aun asi, siento que refleja de manera acertada una clase social, un trabajo, las injusticias, una familia junta pero separada.
      En cuanto al ritmo de la pelicula, en verdad me agrado bastante, ademas que se toma el tiempo de mostrarnos la realidades de estas personas, conocerlos a través de sus sentimientos, sus caras, sus caminatas. El color y la fotografia en genral esta bien logrado y antes creo que los actores fueron la parte mas importante. Pienso en las escenas de la cocina que son tan fuertes, las del nino con el abuelo, las del trabajo de las mujeres. De pronto le puedes dar otra oportunidad a la peli e intentar descubrir estos elementos, porque siento que en verdad vale la pena.
      Gracias de nuevo por pasarte, lo siento por la tardanza de la respuesta. Nos seguimos leyendo 🙂

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: