Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Cine Baguette | March 27, 2017

Scroll to top

Top

8 Comments

El mal momento del cine español

El mal momento del cine español

Siempre he admirado la forma de difusión de la cultura española. Es un país que siempre le ha apostado a las artes, al periodismo, al cine. Es una Meca de la difusión cultural y por eso me parece fuerte lo que está sucediendo en diferentes áreas artísticas. Los testimonios de los protagonistas se vuelven cada vez más pesimistas, aunque en medio de la austeridad haya todavía una creación importante, creativa y que se la juega a pesar de la crisis.

Una crisis de cultura

filmin

filmin.es

Como lo explica El País, la industria del cine lleva años sin ser rentable. En España, del sector de más de 250 productoras y otras tantas distribuidoras, muchas van a la quiebra.

  • Filmax lucha por superar los flecos de su concurso de acreedores, iniciado en 2010
  • Alta Films, uno de los grupos independientes, acaba de suspender pagos

“Llevo 45 años de profesión, facturaba de 15 a 20 millones de euros al año. La crisis ha arrasado con el espacio de una empresa de cine independiente, sobre todo europeo, como la mía. Desde niño he peleado por hacer de la cultura y el cine un asunto de Estado en España, como en Francia” – Enrique González Macho, presidente de Alta Films.

El portal de venta de películas Filmin tampoco es rentable. La piratería sigue siendo una de las grandes razones de pérdidas.

España puede ser el país con la mayor cifra en descargas ilegales:  88% de los contenidos se consumieron así en 2014, 38% siendo películas. Esto se interpone en el desarrollo de la distribución legal por Internet.

Un problema de estado

nuestros amantes

Nuestros amantes

“Tanto Estados Unidos como Francia y países del entorno cuidan el cine como marca país, y un vehículo de proyección cultural. Ningún partido político lo ha entendido así en España”, dice Fernando Bovaira, presidente de Mod Producciones.

En Estados Unidos los incentivos fiscales son las estrategias de cada Estado para traer rodajes a la región. En un ejemplo, Nueva York pagó 30 de los 100 millones de dólares de la producción de El lobo de Wall Street, dice el diario español.

Sin embargo, la iniciativa para mostrar lo propio y hacerlo destacar, viene desde los directores y productores. Es el caso de Miguel Ángel Lamata, director de Nuestros amantesque hace un recorrido en diferentes lugares de Zaragoza, para hacer una postal bonita, luminosa y romántica de Aragón.

Desde las instituciones, han entendido que era buena idea apostar por lo nuestro y que el cine sirve para muchas cosas, entre otras, para generar mucha riqueza. Hacer cine en España es como enfrentarte a la Estrella de la Muerte, dice el director.

Según Bovaira, las ayudas directas e indirectas recibidas por película es del 20% al 25% en España, la mitad que en otros países similares.

Pero también hay incumplimiento de la Administración en el pago total de las amortizaciones por largometrajes de 2012, de acuerdo con Mabel Klimt, vicesecretaria de Fapae, la patronal de los productores.

Es por eso que los productores reclaman un marco estable de financiación porque son micro-empresas sin músculo financiero.

Antes de empezar un rodaje, aseguro el 80% de los ingresos con una preventa al exterior y a la televisión de pago, los sistemas de ayudas y los ingresos por coproducir, explica Bovaira. 

Gerardo Herrero, fundador del Grupo Tornasol, grande de la producción independiente, dice:

Antes ganaba dinero, ahora empato o pierdo. Quiero las condiciones de trabajo de franceses, británicos, alemanes o italianos. El fondo de ayudas al cine francés da 500 millones de euros [15 veces más que al español], sus televisiones pagan tres veces más por los derechos de emisión, y tienen mejor trato fiscal.

El escritor y director de cine, David Trueba dice que:

El mundo del cine es más complicado en España que el de la literatura, pues esta última está influida por menos elementos externos, al contrario que el cine, en el que la lucha empieza una vez acabado el guion de la película. Me imagino a muchos escritores que nada más entrar en el proceso cinematógrafico no duran ni un mes

Aunque hablamos en este caso de cine, el problema de la cultura y su situacion se extiende. En el teatro, José Luis Gómez, actor y académico, explica que si siguen los recortes se debe hablar de “suicidio cultural” y que el pais se equipara a una nevera cultural, donde se puede sembrar.

Un proceso obsoleto?

carmina o revienta

Carmina o revienta

El cine es por ahora la primera ventana de explotación de una película:

  • un 21% de la recaudación va al Estado
  • un 3% va a derechos de autor
  • un 34% para el dueño de la sala
  • distribuidores y productores se reparten el 42

De tres a seis meses después va a DVD.

Al año se emite en televisión de pago.

Luego se vende al exterior y después en Internet.

Este proceso es cada vez menos rentable y el número mundial de espectadores de cine se mantiene gracias al mercado asiático —China, sobre todo— y africano.

Nuevas estrategias

la-isla-minima critica

Paco León intenta una nueva forma de distribución con un estreno simultaneo de la película Carmina o revienta: Internet, cine, DVD y televisión, desde 1,95 euros.

La película costó 500 mil euros y recaudó 664.000 euros. En la explotación tradicional habría llegado a 738.000 euros.

Para José Antonio Felez, consejero delegado de Atípica Films y productor de La isla mínima:

La experiencia de Paco León es posible por sus seguidores en Twitter (1,1 millones), pero no pagaría el coste de una película de cine industrial de 4,2 millones de coste.

Según El País, Atípica redujo su producción, pasando de tres a una película por año. En 2015 volverá a hacer dos. Y la inversión, iniciada en 2012, de La isla mínima no sera recuperada hasta hasta 2016, a pesar de su éxito, como los 10 goyas que obtuvo en la ultima edición de los premios españoles.

Lo que se ve actualmente es una colonización de las grandes distribuidoras de Estados Unidos, que imponen la compra de sus grandes éxitos y que se van haciendo con los derechos de las películas de éxito.

Otra de las estrategias de los productores de cine es la coproducción, pero para eso, hay dos tipos de opiniones:

El actor espanol Carmelo Gómez actor de Días contados, La ardilla roja, Tierra o Secretos del corazón, esta ausente del cine espanol porque “no le han llamado” admite los grandes cambios en resultados en taquilla y los gustos del público, pues se dan cosas que no les gustan. Por eso, frente a al coproduccion con otros paises y el mal estado del cine local, dijo:

Tiene huevos que tengamos que ir a Latinoamérica a ver si nos echan una manita. No porque no puedan, ya que allí hacen políticas para el desarrollo cultural. Lo que es triste es que España tenga que pensar en coproducir con Colombia para hacer una película
Desde una visión de la situación mas conciliadora, y sin el orgullo del actor español, el director francés Jean-Jacques Annaud, de la cinta sinofrancesa Le dernier loup (El ultimo lobo) dice que el futuro del cine futuro del cine está en la fórmula de las coproducciones.
Me di cuenta muy pronto de que somos directores de cine, hablamos un lenguaje internacional. No importa de dónde vengamos
Aunque no se siente alentador, España cuenta con grande creación y, sobre todo, creativas propuestas. Aunque no muchas ven la distribución digna de una película comercial, también van generando nuevos públicos. En ese sentido, la periodista y realizadora chilena Carolina Astudillo Muñoz es optimista:
Pienso que tenemos que seguir creando y no podemos depender de las ayudas o subvenciones. Si las ganamos, bien, y si no, hay que continuar. En la actualidad estoy trabajando en tres proyectos. Voy lento, claro, porque lo alterno con el trabajo que me da de comer, pero sigo haciendo. Eso también te da una libertad en tu proceso creativo ya que no dependes de nadie.

Fuentes:

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/escenarios/hacer-cine-espana-es-enfrentarte-estrella-muerte_1020638.html

http://economia.elpais.com/economia/2015/04/24/actualidad/1429898238_258721.html

http://www.teinteresa.es/cultura/David-Trueba-complicado-Espana-literatura_0_1346866743.html

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/04/30/actualidad/1430418028_081846.html

http://www.elconfidencial.com/cultura/2015-04-28/tiene-huevos-que-tengamos-que-ir-a-latinoamerica-para-hacer-peliculas_783461/

http://www.vanguardia.com.mx/lascoproduccionessonelfuturodelcinejeanjacquesannaud-2305365.html

http://www.culturamas.es/blog/2015/04/16/el-futuro-del-cine-en-espana-vi-carolina-astudillo/

Comments

  1. Reblogueó esto en el Rincón de Daniéy comentado:
    Y esto es lo que pasa en España con el Cine Español , cada va a peor

  2. Uno de los problemas del cine español es un mal endémico.
    El precio del cine en España es igual que en Luxemburgo, por ejemplo, esto es insostenible, no sólo en momentos de crisis, sino porque se debe incentivar que el público vaya al cine.
    Si nos centramos en la generación adolescente de hace diez años que ahora es adulta prefiere las descargas en casa, ver la película a trozos, como me explicaba una amiga este domingo, que ve las películas en casa y a trozos con su hija adolescente. Para mí algo incomprensible.
    Eso es lo que la industria ha ignorado durante mucho tiempo, perder el contacto con esas generaciones que serán el futuro que son el futuro y ahora son el presente, ese público perdido. En mi opinión se debería facilitar con descuentos especiales en las primeras sesiones a los adolescentes y a los mayores de 65, si, porque las salas pueden llenarse. ¿Por qué no se tomaron esas medidas antes, mucho antes de la crisis?
    Un cine es como un avión, si no se llenan las butacas, ese “vuelo” esa sesión de cine se ha perdido. En mis años de universidad iba al cine todas las semanas, podía permitírmelo. Ahora es un lujo para un adolescente.
    Crear la cultura del cine que se ha destruido en España, es un reto difícil. Ir al cine es un ejercicio de fe, o ves una película norteamericana comercial, eso que llamas “colonización de las grandes distribuidoras de Estados Unidos” o ver cine independiente es ir a salas alternativas. Se prefiere un público palomitero, ese que gasta más en bebidas y palomitas que en la entrada. El que habla sin parar o está con el móvil mandando mensajes a la par que “ve” la película.
    Otro factor importante a tener en cuenta es el IVA en España es abusivo, como digo el cine cuesta igual que en Luxemburgo y el salario mínimo en España y Luxemburgo es abismalmente diferente. Un actor español explicaba que el gravamen del cine es del 21%, mientras que la industria del porno en España tiene un gravamen inferior, muy inferior, sólo un 4% (http://www.europapress.es/cultura/cine-00128/noticia-antonio-banderas-cine-tiene-21-iva-porno-20150121130250.html).

    Para mi la industria se durmió en los laureles cuando todo iba bien, y no supieron conectar con el publico adolescente, ahora adulto. Eso unido a todos los factores externos les ha perjudicado.
    Me parece valiente hacer cine en España. Y la creatividad se está imponiendo sobre lo comercial, no afecta sólo al sector del cine, esto pasa en casi todos los sectores.
    Voy con un grupo al cine a veces, alguno trabaja en la industria y comentaba como tienen que emigrar o buscar nuevas formulas alternativas como las que explicas en tu entrada para seguir trabajando.
    Para mi lo más importante es recuperar al público adolescente, el futuro público adulto. Perder a ese público es condenar al cine a desaparecer.

    • Oye, qué buen comentario. Das una nueva perspectiva, interesante, frente al papel de la audiencia que también es muy importante y que, efectivamente, deja de ir. Lo que cuentas, tiene todo el razon, estamos en una situacion bastante compleja, que viene pasando desde hace rato y que no tiene unas soluciones en todas las esferas. Creo que es muy importante lo que comentas, la manera de enganchar ese publico que se vuelve ajeno al séptimo arte de salas, porque se acostumbraron a otras cosas, menos caras, y de mejor accesibilidad. Eso de ver peliculas por partes, suena gracioso, y creo que estropea la experiencia, pero bueno, son fenomenos que pasan desapercibidos (?). Muy acertado tu punto de vista y esa realidad de los creadores también. Gracias por pasarte y comentar. Ando en twitter con el HT #ComoSalvarElCineEspañol para continuar la discusion.

      • Gracias a ti. La verdad me gusta leerte, si me paso por twitter, miro el HT y continuamos hablando.

  3. Prácticamente todos admiten el problema, pero los debates y diagnósticos sobre esta situación varían enormemente. Comparto buena parte de las opiniones vertidas, pero el cine como industria necesita respaldo institucional (no sólo dinero-subvención, sino apoyo público, promoción, cuotas de pantalla…). Es un mercado que revierte muy positivamente en las arcas del Estado, pero las actuaciones del Gobierno ignoran este hecho indiscutible. Y en este año, la industria audiovisual nos ha regalado Magical Girl, La isla mínima, Loreak, El ministerio del tiempo… Hay calidad.

    • Estoy completamente de acuerdo, y en un articulo que hice hace poco sobre el cine en Francia, que es toda una institucion y un orgullo para ellos. Como hay un dinero que circula para hacer crecer la produccion y mantener el apoyo entre ellos, aunque mas produccion no signifique mas calidad, como se protegen enormemente de las distribuciones extranjeras pero aun asi reciben una veintena de filmes por semana. Es impresionante. Es un esfuerzo de Estado que debe volverse prioridad. En Colombia, por ejemplo, no es el caso porque hay una guerra interna. Ahora es que se van dando cuenta que la cultura hay que apostarle. Asi, que como dices, hay calidad en Espana, pero los cambios deben hacerse desde muchos frentes. Saludos y gracias por comentar

  4. freakahoy

    Disfruto muchísimo el cine y yendo al cine más, pero siempre divido las películas en las que son ‘para ver en el cine’ y las que son ‘para ver en casa’. En el primer grupo normalmente son las que cuentan con efectos especiales, las que ofrecen un espectáculo visual, como ‘Gravity’, ‘Interstellar’, ‘Corazones de Acero’, ‘Los Vengadores’… por poner unos ejemplos. Ese espectáculo no será igual de grandioso si lo veo en casa porque la sala lo acompaña.
    En el segundo grupo coloco las películas que son más sentimentales, las que me explican pequeñas historias, como ‘Nebraska’, ‘Filth’ o ‘Tyrannosaur’ (las primeras que me han venido a la cabeza). Tampoco me dejan opción porque fueron directamente al videoclub y depende de cual. Pero eso es otro tema. En este segundo grupo también entran la mayoría de películas españolas. Algunas las considero muy buenas: ‘La buena estrella’, ‘La lengua de las mariposas’, ‘Te doy mis ojos’, ‘Carmina o revienta’, ‘Hable con ella’, ‘Todo sobre mi madre’… creo que hay buen cine español, pero no voy a verlo al cine, lo veo en casa con la manta porque sé que lo puedo disfrutar igual. Otro punto y quizá me equivoque, pero he notado que se recurre mucho a dramas sociales, a las miserias de nuestra sociedad, y es algo tan real que no todo el mundo disfruta.

    Si a eso le añadimos que cuando era adolescente iba cada fin de semana y ahora de adulta puedo permitirme ir una vez al mes… no solo por las facturas y responsabilidades de ‘hacerse adulto’, si no por lo carísimo que es. Ayer día del espectador, nos costaron 2 entradas 10€, y casi lloro de lo ‘barato’ que me pareció, cuando 10€ era lo que pagábamos en fin de semana y 5 o 6€ el día del espectador hace 10 años (depende del cine y de la ciudad). Hoy en día 2 entradas pueden costarte entre 16 y 20€, si quieres palomitas y bebida súmale 10€ más. Vamos, que puedes gastarte alrededor de 30€, lo que sería ahora mismo una compra en el supermercado, no para todo el mes pero quizá sí una o dos semanas. Lamentablemente 30€ significa mucho para la mayoría de españoles ahora mismo, y no digo ya las familias que presentan un verdadero apuro económico.

    Este mes vuelve la ‘Fiesta del Cine’, las entradas costarán 2,90€. No tenéis ni idea de las colas que se forman, todos los cines están abarrotados.
    El cine español como ‘sala’, está de capa caída porque es carísimo, de ahí veo el problema de la piratería, pero bien que cuando se bajan los precios todos vamos, porque a todos gusta.

    En cuanto a cine español como ‘producto cultural’ es algo peliagudo. Sobre él pesan muchos rumores como que en las películas siempre se enseña ‘cacho’, que si no son comedias para estúpidos son dramones sobre maltratos… no son rumores que han salido de la nada, pero son generalizadas, no se puede definir la comedia española solo por ‘Torrente’ o ‘Fuga de Cerebros’, ni el cine-mensaje por ‘Mentiras y gordas’. Se invierte mucho en publicitar películas que no son nada buenas. ‘Loreak’, que todo el mundo habla tan bien de ella, no se ha estrenado donde vivo, y sé de su existencia por filmaffinity, pero bien que me he enterado por la tele, en la calle, en la radio y por supuesto en cines, de ‘Cómo sobrevivir a una despedida’, donde no paran de enseñar los atributos de una de las actrices. Si nosotros mismos no tratamos decentemente nuestro producto ¿quién lo hará?

    Tristemente si no eres un ‘Almodóvar’ o trabajas en el extranjero para encontrar apoyo, le veo poco futuro a nuestro cine y es una lástima, porque creo que somos capaces de producir productos de calidad.

    (Siento haberme alargado :P)

    • No, antes me encantaria seguir esta discusion tan interesante al lado de un café. La verdad, es que tienes todos los argumentos para validar lo que esta sucediendo y una de las grandes causas por las que la gente no va. Creo que hay un problema, no solo del cine local, sino de cualquier cine propio de cualquier pais: a la gente no le gusta. Porque si, hay menos dinero, entonces se cuentan historias mas simples en elaboracion (mas no simples de fondo). O se busca llegar a través de los clichés, de las cosas que pueden ser embarazosas como sociedad y demas. Es el caso en Colombia, donde la primera pelicula colombiana del 2014 es una comedia de tres pesos. O el caso de los franceses con el cine francés, quienes piensan que el cine francés es simple o aburrido, como tu dices. Y lastimosamente cuando la gente no va a cine, afecta la pelicula, afecta la produccion y demas partes del proceso: todo un circulo vicioso. Por eso tal vez se vuelve un proceso obsoleto e insostenible?
      Creo que debe haber un cambio en muchos frentes y el compromiso desde todos los actores, incluyendolo a uno como publico, a ellos como productores, a los cines, a los distribuidores, al Estado. Tantas cosas por decir y hacer, todo esta por trabajar. Ojala que vengan prontas soluciones y mejores.
      Gracias de nuevo por pasarte y escribir. Saludos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: