Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Cine Baguette | July 25, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

‘El Gran Dictador’ (1940) – Charles Chaplin (Crítica)

‘El Gran Dictador’ (1940) – Charles Chaplin (Crítica)

The great dictator critica

Rating: ★★★★★

Comencé a ver The Great Dictator gracias a François Truffaut. O bueno, al menos lo terminé de ver, porque me acuerdo que la comencé hace unos años y no pude terminar con una de las grandes películas de la historia del cine.

Esa primera vez que lo intenté, recuerdo que la encontré pesada y repetitiva. Que estaba esperando algo más activo, algo más fluido de la obra que permitió que Charles Chaplin, el hombre más famoso en su tiempo, pudiera tener una voz política sobre lo que sucedía en el mundo, a través del cine hablado y con otros personajes, fuera de su famoso vagabundo.

Esta vez todavía la encontré repetitiva y lenta. Porque a pesar de ser una comedia y un drama, hace los mismos esfuerzos cómicos que haría si la película sin voz. Claramente, y como lo dice Truffaut, Chaplin conocía todas las maneras de hacer reír o llorar. Era un genio y un maestro que controlaba las pantallas del cine y que vigilando cada uno de los aspectos de sus películas, lograba el efecto que buscaba. Por eso, tal vez recurrió a esos elementos que le sirvieron muchas veces para hacernos reír cuando no tenia voz.

Pero esta vez tiene sonido, tiene voz y tiene grandes mensajes para compartir. A pesar de lo que digo, esta es una gran obra de Chaplin. Tiene unos elementos bastante puntudos (pienso a la escena del dictador dansante con el globo), unos pasajes de comedia interesante (con el fuerte idioma de Hynkel, Dictador de Tomania o las ocurrencias del barbero judío) y una poderosa elocuencia de las ironías de la guerra, los personajes involucrados y el magnífico discurso del final.

En cuanto a la trama, seguimos a un barbero judío, un sin nombre, todo un pueblo, un poco perdido. Un encantador personaje clásico de este gran actor del siglo XX. El estuvo en la Primera Guerra Mundial y terminó salvando por azar a uno de los jefes del grupo militar de Hynkel, el Dictador, quienes intentan sacar a todos los judíos del país. Pero él no lo sabia, cuando volvio a retomar su vida como el barbero del lugar.

Por ordenes de la cosa se pone complicada para los locales y el barbero intenta defenderse, pero esto no trae sino malas consecuencias. Entre enfrentamientos con los militares, Schultz, a quien había salvado en la guerra, lo reconoce y le da libertad. Pero todo será provisional, ya que él mismo abandona las armas y deben escapar de los militares para poder salvarse y salvar al pueblo.

En paralelo, vemos la vida de Hynkel como el gran dictador del mundo. Sus discursos resultan una payasada, su agenda apretada se vuelve repetitiva y vemos una cantidad de simbolismo del poder y como él debe justificarlo a cada rato con otros poderosos foráneos.

Pero por cosas de la vida, el barbero y el dictador, que se parecen mucho, con el mismo estilo de bigote y la misma estatura (ambos protagonizados por Chaplin) son confundidos. El barbero termina dando un discurso sobre la guerra y la libertad, y el verdadero dictador termina encarcelado por los suyos.

Hay algunos elementos que parecen anticuados para verlos hoy. Pero el poder de este filme no esta en la parte técnica sino en la historia detallada que muestra las diferentes caras de la guerra, haciéndola un tema digerible para las grandes audiencias, a través del drama y la comedia.

Se intenta instalar una historia de amor, que en mi opinión no aporta mucho al desarrollo de la obra y que termina por ser un elemento casi innecesario, que no se resuelve bien y que queda como la manera de salir fácilmente el asunto. Aun así, el personaje de la mujer, Hannah ayuda a cerrar el ciclo de la historia de guerra, paz y libertad que Chaplin expone.

Truffaut defiende esta película como una gran obra del comediante americano. Que tiene muchos elementos, que no solo se concentra en hacer reír, que quiere pasar una voz. Y estoy de acuerdo con él, por lo mucho que me hace reír el vagabundo de sus películas anteriores, escuchar a una persona con un discurso tan ilustrado e inspirador, hacen que la película valga la pena, que todo lo repetitivo se perdone y que se exalten las grandezas de una producción que quiere condenar el mal de las guerras, incluso de manera premonitoria.

Ficha técnica de El Gran Dictador

Título original: The Great Dictator
Año: 1940
Duración: 128 min.
País: Estados Unidos
Director: Charles Chaplin
Guión: Charles Chaplin
Elenco: Charles Chaplin, Paulette Goddard, Jack Oakie, Reginald Gardiner, Henry Daniell, Carter De Haven, Grace Hayle, Maurice Moscovitch, Billy Gilbert
Producción: United Artists

Trailer de El Gran Dictador

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: