Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Cine Baguette | September 25, 2017

Scroll to top

Top

6 Comments

‘Whiplash’ (2014) – Damien Chazelle (Crítica)

‘Whiplash’ (2014) – Damien Chazelle (Crítica)
  • On diciembre 30, 2014
Sony Classics

Sony Classics

Rating: ★★★☆☆

En la segunda temporada de la serie The Comeback, el personaje de Lisa Kudrow, Valerie Cherish debe decidir qué es lo que la hace feliz: un Emmy y el reconocimiento como actriz en Hollywood, o estar con las personas que ama, a quienes las ganas de fama las ha ido separando. Ella sabe que ser famosa tiene sus consecuencias y su decisión más importante consiste en encontrar el equilibrio ideal entre carrera y familia.

A eso me hizo pensar Andrew, el personaje de Miles Teller de Whiplash, la última película del director Damien Chazelle.

Andrew tiene ganas de ser el mejor. Pero no es fácil. Van en el buen camino al estar en la mejor escuela de música del país, perfecto escenario para sus planes de continuar en el camino de ser el mejor baterista en mucho tiempo.

Desde la primera escena vemos a un personaje que está dedicado a sus sueños, que sabe que debe practicar para poder mejorar y que es la única manera de ser alguien en ese mundo. Eso, y el empuje de Fletcher (J.K. uno de los mejores maestros de la institución que lo ve ensayando y le hace una tentativa para cogerlo para su grupo de jazz.

En este primer encuentro no hay nada concreto, pero las ganas de Andrew solo aumentan para ser parte de este ensamble. Y esto da fruto cuando después de escucharle el doble swing, Fletcher decide integrarlo como baterista auxiliar.

Entramos a la sala de ensayos de este ensamble que es uno de los mejores del país, pero a qué precio? Este director hace llorar a los músicos porque entran a destiempo, les saca sus problemas personales mientras los regaña y los lleva al desespero para, según él, den lo mejor de sí.

Todo el drama de esta película se encuentra en su primera parte, con este profesor odioso, perfeccionista, a quién no le importa los sentimientos de sus alumnos y prefiere insultarlos hasta que puedan seguir su tempo. Es mucha presión para cualquier aspirante de músico y más para Andrew que tiene la idea de tener un alto nivel, el mejor. Comienza entonces a vivir bajo las exigencias de este profesor, que lo lleva a contextos extremos.

Lo que viene con la premisa de ser el mejor también es la soledad. Y Andrew lo sabe y por eso, aunque al principio quería establecer una relación con Nicole, la chica del cine que le encanta, tener este tipo de espacios se interpone a sus ambiciones profesionales. Decide terminar todo con ella con quien se lleva bien, con la que podría tener un noviazgo para vivir a las expectativas de su profesor y del nivel que se exige para sus estudiantes.

Esta película nos muestra las ambiciones y la presión que viene con ellas. De ir hasta el extremo para complacer a las personas y desafiar los niveles propios para aumentar en calidad. Muchas veces toca pasar por momentos de humillación para ser reconocido más tarde y Andrew arriesga todo, incluso su salud, para demostrar que es bueno y que puede tener la parte principal en la batería.

La película usa unos planos bastante interesantes. En especial, unos primeros planos para contarnos en detalle lo que pasa y que hacen agradable la forma de contar esta historia, entre partituras e instrumentos, que varía entre drama y la comedia con ligereza.

La interacción entre estos dos personajes principales va a llevar el hilo conductor de la historia y tienen una buena dinámica. Por un lado, un estudiante que se desvive por la música, que recibe los insultos de este profesor como motor de motivación para sus planes de ser baterista, que ensaya hasta sangrar, y que todos estos momentos de frustración alimentan su espíritu competitivo.

Por el otro lado, un profesor que se vanagloria de ser uno de los mejores de la institución y que aprovecha para hacer la vida imposible de los estudiantes, de sembrarles presión a propósito para que saquen la mejor versión del músico interior, y que tiene una fijación por el talento de Andrew. Su modo de enseñar es bastante cuestionable, pero para él se justifica basado en la historia de los grandes del jazz.

Un filme interesante sobre la vida de los músicos y las presiones que vienen con querer ser el mejor.

Sigamos la discusión en Twitter @darojas36 y en el Facebook de Cine Baguette

Ficha técnica de Whiplash

Título original: Whiplash
Año: 2014
Duración: 105 min.
País: Estados Unidos
Director: Damien Chazelle
Guión: Damien Chazelle
Elenco: Miles Teller, J.K. Simmons, Melissa Benoist, Paul Reiser, Austin Stowell, Jayson Blair, Kavita Patil, Kofi Siriboe, Jesse Mitchell, Michael D. Cohen, Tian Wang, Jocelyn Ayanna, Tarik Lowe, Marcus Henderson, Keenan Henson
Producción: Sony Pictures Classics; Blumhouse Productions; Bold Films

Trailer de Whiplash

Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: