Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Cine Baguette | September 25, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

Una película floja: c’est compliqué!

Una película floja: c’est compliqué!

Título original: Situation amoureuse: C’est compliqué
Año: 2014
Director: Rodolphe Lauga

 

Premiere.fr

Premiere.fr

No coincido con el humor del actor francés Manu Payet. O no es gracioso o justamente los proyectos en los que lo veo no son cómicos. Fue la impresión que me dio cuando lo vi e hice la crítica de Nous York, una película de clichés sobre los norteamericanos y que no veía la hora de terminar.

Esta vez, dando otra oportunidad a su supuesta comedia, fue el turno de Situation amoureuse: C’est compliqué junto a las actrices francesas Anaïs Demoustier y Emmanuelle Chriqui, dirigida Rodolphe Lauga y él mismo.

Esta película nos cuenta la historia de Ben, un editor de video quien tiene una relación y prepara su matrimonio con Juliette, pero pone todos sus sentimientos en duda cuando aparece su amor de adolescencia, Vanessa. Ella se acaba de mudar a París, después de estar 15 años por fuera, y encuentra en Ben una persona en quién confiar y hasta comienza a involucrar sus sentimientos por él. El lío está en las decisiones que debe enfrentar Ben y escoger el verdadero amor.

Sin embargo como comedia romántica es floja. Por la parte de la comedia, de vez en cuando los personajes sueltan alguna frase graciosa, hay interacciones agradables y algunas situaciones incómodas que son agradables de ver, e incluso hay hasta un momento musical, pero en el conjunto no tiene grandes momentos.

cinemotions.com

cinemotions.com

En cuanto a lo romántico, no sé qué pensar. La relación entre Ben y Juliette desde el principio, incluso antes de que llegue Vanessa, parece no ser la más efusiva o la más estable. Se dicen que se aman, pero en las escenas no se muestra. Y cuando está con Vanessa, está viviendo su sueño de adolescente, al estar con quien era la niña más linda del colegio, pero tampoco se acerca demasiado a ella porque se siente mal con la primera.

El problema de esta película francesa de amor y dilemas, es que no nos acercamos a los personajes, ni a las relaciones, porque el protagonista mismo no lo hace. Al final, no estamos del lado de nadie y pues nos importa poco lo que suceda. Ya sabemos que no hay tanta comedia y la parte romántica pierde sentido también.

Los momentos más rescatables de esta historia de 98 minutos se encuentran al final, después de escenas forzadas, clímax inventados y picos poco excitantes. Es cuando Ben se confronta, por fin, a las dos chicas y se decide por una de ellas, en lo que racionalmente también parecía obvio.

Esta es una muestra de que el cine francés no siempre se adapta a las buenas historias de amor en París, en las que creemos que son expertos.

pathe.ch

pathe.ch

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: