Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Cine Baguette | December 11, 2017

Scroll to top

Top

One Comment

Trueba y Cámara, el dúo creativo detrás de ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’

Trueba y Cámara, el dúo creativo detrás de ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’

Título original: Vivir es fácil con los ojos cerrados
Título internacional: Living is easy with eyes closed
Año: 2013
Director: David Trueba

Por Hernando Olivares

Armando Espitia, Javier Camara y Natalia de Molina en  'Vivir es fácil con los ojo cerrados'. Cortesía de Outsider Pictures.

Armando Espitia, Javier Camara y Natalia de Molina en ‘Vivir es fácil con los ojo cerrados’. Cortesía de Outsider Pictures.

David Trueba y Javier Cámara andan de gira por Estados Unidos promoviendo Vivir es fácil con los ojos cerrados, película ganadora de seis Premios Goya. Durante un abarrotado panel que tuvo lugar en el Centro Cultural Español de Miami, los artistas que en febrero pasado conquistaron la codiciada estatuilla hablaron sobre las dificultades de hacer cine en España.

“Javier [Cámara] se jacta de haber sido nominado seis veces al Goya antes de ganarlo, pero yo tuve que esperar veinte años para acariciar ese premio”, comenta Trueba. “Mientras subía al escenario para recibir el galardón pensé que bueno había sido tener que esperar tanto tiempo. Perder tiene una gran recompensa; cuando pierde varias veces y después ganas resulta mucho más satisfactorio”.

La satisfacción de Trueba llega por partida doble. El director convenció al máximo jurado del cine español, pero sobre todo al público que acudió a la taquilla. Sin embargo, para el realizador de memorables cintas como Los soldados de Salamina y Madrid 1987, la satisfacción que le da haber filmado la película es mucho más importante.

Siguiendo los pasos de su hermano mayor Fernando, David sorprendió a España en 1994, cuando debutó en el cine con Los peores años de nuestra vida y su guión fue nominado al Goya. Después de escribir y dirigir una veintena de películas, el realizador ha encontrado una forma muy peculiar de narrar sus historias.

“Esta película es una inusual combinación de memorias personales con anécdotas de la vida real”,
comenta durante una entrevista con Cineyear. “Supe de un profesor llamado Juan Carrión que enseñaba inglés en Cartagena usando las canciones de Los Beatles y quise unirlo a la experiencia que vivió uno de mis hermanos cuando se fugó de casa porque rechazó cortarse el pelo por pedido de mi padre”.

El filme de Trueba relata la odisea de un profesor de idiomas (Cámara) que atraviesa España para conocer a John Lennon, quien en 1966 llega a Almería para rodar How I Won the War, bajo la dirección de Richard Lester. En medio de su recorrido, el docente encuentra dos inesperados viajeros en el camino: Belén (Natalia de Molina), jovencita embarazada escapada de un convento y Juanjo (Francesc Colomer), mozalbete que huye de su dictatorial padre.

Trueba aprovecha este casual encuentro para armar una película de carretera y mostrar cómo un viaje compartido puede modificar la vida de personas de distintas generaciones. Mientras cuenta la aventura del profesor, el cineasta crea un retrato intimista sobre el poder de inspiración que simbolizaba Lennon y arma una sutil metáfora sobre la España ansiosa de libertad durante la dictadura de Franco.

“Creo que Lennon propició una revolución más profunda y perecedera que aquellas inspiradas por el marxismo”, comenta. “Lennon no promovió la lucha de clases sino la lucha entre jóvenes y viejos, evento que cambió el mundo para siempre”.

Se buscan actor y director

Cámara en 'Vivir es fácil con los ojo cerrados'. Cortesía de Outsider Pictures.

Cámara en ‘Vivir es fácil con los ojo cerrados’. Cortesía de Outsider Pictures.

Trueba comenta que cuando escribió el guión del filme, pensó que Cámara era el actor perfecto para encarnar al profesor Carrión. Aunque ambos siempre soñaron con trabajar juntos, durante mucho tiempo no pudieron porque sus horarios de rodaje nunca coincidían. Ese prolongado juego del gato y el ratón concluyó cuando el actor tuvo ante sus ojos el guión de Vivir es fáci.

“Tengo que confesar que me sorprendió el guión, pero sobre todo la oferta de David”, revela Cámara, mientras conversa con Cineyear. “Hace años David me ofreció un papel y no pude aceptar porque ya había firmado con Pedro Almodóvar. En ese momento pensé, ‘ay Dios mío que preocupación, se me abrió la puerta de Almodóvar, pero se va a cerrar la de los Trueba, lo cual significa que me voy a quedar sin la mitad del pastel”.

Que Cámara y Trueba no se hubieran juntado antes también tuvo su recompensa: ambos se encontraron en un momento en que sus carreras están en la cúspide. Después de ser catapultado a la fama por Almodóvar en la película Hable con ella, Cámara ha hecho una carrera vertiginosa de 46 películas que incluye muchas comedias, pero también thrillers y agridulces dramas. El año pasado el actor estrenó Los amantes pasajeros, Una pistola en cada mano, La vida inesperada y Ayer no termina nunca.

El actor saca provecho de este largo trajinar en Vivir es fácil, filme donde combina sus mejores dotes como actor dramático y comediante.

“Cuando leí el guión el personaje me cautivó porque me hizo recordar a profesores que me marcaron para siempre. Creo que todo ser humano ha tenido en su vida de estudiante un maestro que lo ha influenciado de manera definitiva. Además, el argumento me hizo recordar a mi padre y la gente de su generación que vivieron bajo la represión y el miedo durante los anhos de Franco”.

Cámara cuenta que tuvo mucha libertad a la hora de preparar su papel. Aunque conoció a Carrión y conversó con éste una tarde, él prefirió buscar inspiración en personajes del cine italiano interpretados por leyendas como Vittorio Gassman y Marcello Mastroianni. El actor reconoce que por problemas generacionales llegó un poco tarde a la música de John Lennon, pero gracias a Trueba se acercó a la obra del vocalista de Los Beatles.
Por su parte Trueba asegura que Vivir es fácil representa un momento significativo de su carrera, no sólo por el culto que profesa a Lennon, sino además por el momento que vive como cineasta. Cuando se le pregunta si considera que su punto de vista en este filme corresponde a la mirada de un padre, responde:

“Una película es como una radiografía que refleja el alma, los sentimientos y las ideas del cineasta de acuerdo a la etapa de la vida que está viviendo. Supongo que como he crecido y madurado, este filme debe reflejar lo que soy y siento en este momento”.

Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: